Modificación en las tarifas eléctricas

publicado en: COVID19 | 0

A partir del 1 de junio de 2021, se producirá un cambio en la tarificación de la luz, tanto para negocios como para hogares. Dichos cambios se deben a la obligación de España de adaptarse a la Normativa Europea para aumentar el nivel de transparencia y evitar el abuso por parte de las compañías eléctricas.

En qué consisten dichos cambios?

Vamos a diferenciar entre aquéllos que tienen un potencia contratada igual o inferior a 15kw y los que tienen más de 15kw.

1º.- Igual o inferior a 15kw de potencia contratada (hogares y pequeños negocios):

Será obligatorio aplicar la discriminación horaria, por lo que habrá 3 periodos horarios distintos para el consumo (uno caro, uno intermedio y uno barato), con diferencias entre semana y fines de semana, así como por zonas (península, Canarias y Baleares). En cuanto a la potencia, habrá dos, que pueden ser iguales o diferentes.

2º.- Más de 15kw de potencia contratada ( negocios):

La discriminación horaria que ya existe, pasará de tener 3 periodos a 6. Lo mismo ocurrirá con la potencia, pasará de 3 a 6. Dichas potencias tendrán que ser crecientes, es decir, la de un periodo deberá ser igual o superior a la del periodo anterior. Hasta ahora esto no era así, el único requisito es que al menos una fuera mayor de 15 kW. Los periodos dividen las horas del año en función de la temporada, el día de la semana y la hora del día. El año se dividirá en cuatro temporadas (temporada alta, media alta, media y baja) y 5 tipos de días.

En qué nos afectarán dichos cambios?

1º.- HOGARES Y PEQUEÑOS NEGOCIOS: Se abarata la parte fija y se encarece el consumo. El precio de la energía, de lunes a viernes, será más alto en las horas centrales del día, por lo que se impone una modificación en los hábitos de consumo, concentrando el mismo en las horas más baratas. Igualmente, se debe ajustar la potencia para optimizar y reducir el importe de la factura, teniendo en cuenta que un periodo será más caro que el otro.

2º.- NEGOCIOS: Se tendrá que reajustar la potencia contratada, teniendo en cuenta los nuevos requisitos, para evitar las penalizaciones por exceder lo contratado. El procedimiento de facturación de la potencia demandada y la regulación de los excesos pretende desincentivar la contratación de potencias por debajo de las que realmente se demandan, por lo que las penalizaciones serán considerables. Desaparece la reducción del cobro de la potencia facturada si no se alcanza el 85% de la contratada, como se venía haciendo hasta ahora. Tampoco se aplica el límite superior del 105% para empezar a penalizar, a partir de ahora se penaliza siempre que se supere la potencia contratada.

Qué tiene que hacer el consumidor para adaptarse a estos cambios? 

Si su contrato es del mercado regulado, se aplicarán estas modificaciones de forma automática, sin necesidad de hacer nada.

Si es del mercado libre, tendrá que fijarse en cómo su comercializadora aplica estos cambios en su tarifa, o bien solicitar a la compañía el cambio de potencia que el usuario considere una vez realizado un estudio exhaustivo. Cada empresa del mercado libre puede decidir cómo adaptar sus tarifas a estas modificaciones, por lo que es un buen momento de analizar las nuevas tarifas que aparezcan en el mercado para elegir la que mejor se adapte a sus necesidades.

OJO!!! En este momento, las compañías eléctricas en general,  aprovecharán para incrementar los precios sin mayor control por parte del usuario.

Por todo ello, la clave para ahorrar en la factura eléctrica está en ajustar las potencias contratadas, realizar los consumos en las horas más baratas, por lo que debemos revisar las tarifas regularmente y buscar las mejores ofertas del mercado

Graficas por zonas, horarios y temporada del año. Click en la imagen para ampliar

Comparte

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.